martes, 4 de junio de 2013

EL BRILLO DEL SOL.

Siguiendo con nuestra conversación sobre el movimiento del Sol, la Luna y la Tierra, Daniel Rodríguez dijo que la Tierra se movía, para que así, mientras que en algunos lugares era de día, en otros era de noche. Teníamos ya la bola del mundo, que nos servía como modelo para comprender la estructura de nuestro planeta; pero, ¿qué podíamos usar como Sol?. Comenzamos centrándonos en su brillo, que nos proporcionaba luz y calor. Para comprender mejor qué era eso del brillo, fuimos trayendo al aula cosas que brillan, a ver si alguna nos podía servir como Sol.
Vimos que eran pocos, los objetos que brillaban por sí mismos; la mayoría necesitaban una luz que les alumbrase. Nos quedamos con el papel de aluminio, un anillo y una corona de un papel especial.
Pero también existen objetos que brillan en la oscuridad; trajimos algunos y nos encontramos con un problema, había que buscar un sitio oscuro en el colegio. Hablamos de varios lugares y nos organizamos por grupos para comprobar si estábamos en lo cierto; de entre todos, el que parecía más oscuro, era la habitación donde está el botiquín, pues sólo tiene una ventana, que no da a la calle, sino a un cuarto pequeño. Nos planteamos tapar dicha ventana, y se nos ocurrió usar para ello nuestras chaquetas; vimos cuánta ventana conseguíamos tapar con una, y de manera individual, tuvimos que resolver el problema de cuántas chaquetas necesitaríamos. Después, lo comprobamos y tan sólo Gonzalo adivinó que necesitaríamos 9 chaquetas; conseguimos oscuridad casi absoluta, pero sin embargo, comprobamos que ninguno de los objetos que teníamos, brillaban en aquella oscuridad.
Al día siguiente, Patricia trajo al aula una pizarra y un bolígrafo especiales; con luz, parecía no escribir, pero en la oscuridad, se veía cada dibujo realizado con aquel bolígrafo y en aquella pizarra. Quisimos probar con otros materiales, usándolos tanto de soporte como de material de escritura, pero ninguno funcionó; reflexionamos sobre si lo importante era el material del que estaban hechos, el color o la forma, pero no nos quedó nada claro.
Patricia también trajo algunas figuras; para comprobar si brillaban en la oscuridad, decidimos utilizar una caja de cartón donde metimos las figuras y con la que pudimos comprobar que, en efecto, brillaban en la oscuridad.
Reflexionando sobre qué podemos usar como Sol, nos hemos dado cuenta de que lo que más se adapta a nuestra demanda, es una linterna, que nos permite transmitir luz y algo de calor.
Ahora queremos saber más sobre este astro para poder tener datos reales que nos permitan aplicarlos en nuestras conversaciones y llegar así a construir nuestro conocimiento. ¿Nos ayudáis?

EL BRILLO. on PhotoPeach

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada