martes, 4 de junio de 2013

TÚNELES MISTERIOSOS.

En la lectura de esta semana, Pinocho consiguió por fin, reencontrarse con su padre en un lugar un tanto extraño; nada más y nada menos, que en la barriga de un tiburón. Los dos fueron devorados por el mismo, y allí dentro, idearon un plan para poder salir sin que el tiburón los engullera aún más adentro. El papá de Pinocho le dijo que no sabía nadar, así que pensamos entre todos, que podría ser una buena idea, construir un túnel que fuese desde la boca del tiburón hasta la orilla; así, Gepetto no tendría que pasar por el agua.
Para construir dicho túnel, nos organizamos en grupos, y cada uno tuvo que idear un plan, elegir unos materiales y tomar decisiones. Había varias premisas; la primera, que el túnel de cada grupo debía medir 1 metro, y la segunda, que en el túnel debía caber una marioneta de Pinocho que nos serviría de referencia.
Cada grupo se organizó de una manera diferente; todos decidieron comenzar midiendo a Pinocho para ver cuál debía se la altura mínima del túnel, pero nuestra marioneta era flexible, así que podían doblarla. Los materiales fueron diferentes en cada equipo y la manera de unirlos también.
Al terminar, volvimos a la asamblea, y analizando los túneles, nos dimos cuenta de que todos cumplían los requisitos, pero sin embargo, eran diferentes. Además, al compartir ideas, nos surgieron muchas más para la próxima vez. ¡Juntos podemos!
EL TÚNEL MISTERIOSO. on PhotoPeach

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada