jueves, 25 de abril de 2013

DINOSAURIOS Y METEORITOS.

A raíz de una conversación que tuvimos, nos dimos cuenta de que teníamos muchas dudas acerca del espacio: si era lo mismo que el cielo, qué elementos alberga, cómo se mueven allí las cosas, la gravedad,... Y cuando nos íbamos a meter de lleno, nos vino otra pregunta, que también nos interesaba y que tenía que ver con los dinosaurios y el espacio: ¿cómo se extinguieron?
Decidimos comenzar por ahí, y empezamos haciendo hipótesis en función de lo que sabíamos; hablamos de que murieron por un volcán, por una pelea entre ellos, por un meteorito, por un cometa, por una catástrofe. Para llegar a la verdad, decidimos ponernos manos a la obra, y nos comprometimos a traer al aula todo lo que nos pudiese ayudar; los compañeros y compañeras que trajeron materiales nos explicaron que los dinosaurios murieron por una lluvia de meteoritos y para entenderlo mejor, vimos en la clase del maestro José Carlos, una película muy aclaratoria. Nos surgieron dudas acerca de cómo cae algo del espacio a la Tierra, y las respuestas que se nos ocurrieron, tenían que ver con creencias religiosas, extraterrestres y con la gravedad; nos cuestionamos qué cosas pueden caer del espacio y cuáles no. Son dudas que tenemos en mente y que tenemos que resolver.
Pero siguiendo con el meteorito, vinieron a nuestra mente otras palabras, como asteroide o cometa, y leyendo el libro de Gonzalo, fuimos conociendo las cualidades de aquel meteorito: 10 km de diámetro, de roca, hielo y metal. Además, nos enteramos de que creó un cráter que medía 200 km de diámetro; buscamos "cráter" en el diccionario y descubrimos que era como un agujero. Dudamos también de la palabra "diámetro" y con la definición del diccionario, intentamos ser capaces de comprender lo que era, "línea recta que pasa por el centro de una circunferencia y la divide en dos partes iguales". A través de dibujos en la asamblea, entendimos algo más del mismo, siendo importante para nosotros que resultasen dos mitades iguales.
En ese momento, Maricarmen nos comentó que no entendía cómo un meteorito de un tamaño puede crear un agujero más grande; hicimos un modelo de plastilina y lo tiramos en la asamblea, pero el suelo era demasiado duro. Al buscar, pesamos en el suelo del patio, pues la arena es más blandita; nos salimos con diferentes objetos redondos y fuimos lanzándolos desde arriba para comprobar en efecto, que dejaban un rastro similar a su tamaño. ¿Y entonces? Daniel dijo que quizás, debíamos lanzar "el meteorito" con más fuerza y desde más altura, a lo que José C. añadió que era importante que el meteorito fuese duro y no botase, pues así no crearía un agujero, sino dos.
Al día siguiente, algunos niños y niñas trajeron objetos que reuniesen las cualidades consensuadas para crear un modelo que nos permitiese hablar de meteoritos, y tuvimos la suerte de contar con la visita de la seño Antonia, que vino desde Barcelona y que estuvo con nosotros y nosotras un rato para ayudarnos en nuestro aprendizaje. Nos dio muchas ideas para poder seguir; lo primero, saber cómo son los meteoritos de verdad, y a partir de ahí, buscar un modelo que nos pueda servir. Pensamos que debía ser una roca o piedra y que tuviese entre sus componentes algún metal; en base a eso, desechamos algunos de los objetos que habíamos traído al aula.
Tenemos que seguir avanzando, pues nuestras dudas ahora mismo, están centradas en cómo es un meteorito real, cómo es capaz de llegar a la Tierra y qué impacto puede tener.
DINOSAURIOS Y METEORITOS on PhotoPeach

No hay comentarios:

Publicar un comentario